5 millones de años después, estos mamíferos marinos gigantes yacen en el desierto esperando a contar sus secretos

Ocucaje y Sacaco: Ballenas fósiles en los desiertos de Ica y Arequipa

Casi 5 millones de años han pasado desde esta zona costera era un mar de poca profundidad y que las criaturas marinas que habitaban el área llegaban a alimentarse y cazar a sus presas. Algunas de ellas llegaron trágicamente a descansar por última vez y solo hace 150 años vienen siendo estudiadas por la ciencia moderna. Los fósiles del desierto nos cuentan sus secretos.

¡Acompañanos en esta expedición al mismo estilo de Indiana Jones por los desiertos de Ica y Arequipa!

Ubicación la zona de fósiles de Ocucaje en Ica (Km 330 Panamericana Sur) y de Sacaco (Km. 546 de la Panamericana Sur) en el distrito de Bella Unión en Arequipa.

Antonio Raimondi: El padre de la paleontología peruana

El científico y explorador italiano Antonio Raimondi, uno de los personajes más importantes de la historia científica en el Perú; empezó sus viajes de exploración en el año 1851, y durante más de 20 años, recorrió casi 45 mil kilómetros; cruzando desierto, sierras, montañas y bosques amazónicos. En una de esas expediciones al sur, en 1863, registró por primera vez; fósiles de cetáceos enterrados en el desierto de la provincia de Caravelí y Acarí en Arequipa, específicamente en el paraje de Sacaco.

Esas notas fueron enviadas a varios investigadores en el mundo, incluyendo al famoso paleontólogo estadounidense William Gabb, quién publica sus apuntes en 1877 en su libro «Description Of A Collection Of Fossils Made By Doctor Raimondi In Peru», presentando ante el mundo uno los primeros trabajos de palentologia realizados en el Perú.

Actualmente, en uno de los sitios descritos por primera vez por Raimondi, se encuentra el Museo Paleontológico de Sacaco, filial del Museo de Historia Natural de Universidad Nacional Mayor de San Marcos, que protege a «Roque», un extraordinario fósil de una ballena barbada de 10 metros de largo, que vivió en la era llamada el Mioceno, aproximadamente hace unos 5 millones de años.

Este museo de sitio fue construido a finales de los años 80´s por el paleontólogo suizo Hans Jakob Siber, quien estudió los fósiles de la denominada «zona paleontológica de Sacaco» y realizó sus propias excavaciones privadas en el área.

«Roque» es la pieza principal del museo. Fue descubierto por el señor Roque Martín Buey, migrante vasco cuyos descendientes aún viven en la zona conservando los fósiles y piezas del museo.

A solo unos metros del museo, se encuentra otro fósil de ballena misticeto (Mysticeti); esta vez al aire libre, mostrando claramente de que en esta zona aún se pueden encontrar e investigar restos fósiles de animales de millones de años de antigüedad.

Restos petrificados protegidos en las afueras del Museo Paleontológico de Sacaco. Se recomienda visitar siempre teniendo los cuidados debidos para preservar los vestigios fósiles.

En el Mioceno y Plioceno inferior, esta zona de costa peruana (principalmente las zonas desérticas pertenecientes al norte del desierto de Atacama que va desde Chile hasta Perú), estaba cubierta por un mar de poca profundidad; esta es la razón de la posibilidad de encontrar una gran cantidad de fósiles de animales marinos. Uno de los principales sitios en toda esta área es «Cerro Ballena» cerca a Copiapó en Chile; donde se han encontrado hasta 40 restos fósiles de ballenas, orcas, focas y morsas de entre 10 y 16 millones de años de antiguedad.

Ocucaje: Tiburones gigantes y el «Moby Dick» prehistorico

En febrero del año 2002, se empezó a exhibir en el Museo de Historia Natural de la UNMSM, el fósil de un ejemplar de tiburón encontrado algunos meses antes en los alrededores de la zona denominada Corre Viento, en Ocucaje. Este ejemplar de Isurus hastalis de unos 6 metros de largo y de 1.5 toneladas, sería casi tan grande como los gigantes tiburones blancos actuales, pero aún así, bastante pequeños comparados con el mitológico «Megalodon» (Carcharocles megalodon), el mayor tiburón de todos los tiempos, de casi 16 metros de largo, pero que según biólogos y estudiosos, también pudo haber habitado las aguas de lo que hoy es la costa peruana.

Ilustración de Isurus hastalis y comparación con humano. Fósiles encontrados en Ocucaje y exhibidos en Museo de Historia Natural de la UNMSM en Lima.

Según los hallazgos del Blgo. José Apolin Meza, del Ministerio de Cultura; toda la zona de Ocucaje es una excelente zona para el estudio de fósiles de tiburones ancestrales y otras especies marinas, las cuales han sido congeladas en piedra en el desierto y que hoy esperan mayores estudios; un verdadero potencial patrimonial.

El pueblo de Ocucaje luce con orgullo un monumento a los hallazgos paleontológicos en el distrito.

Otro de los grandes hallazgos de la zona es el descubrimiento del fósil de un ejemplar del «Livyatan melvillei», un extraordinario descubrimiento de una especie de «cachalote» de 15 metros de longitud total, con un cráneo de 3 metros de largo y dientes de hasta 36 cm; convirtiéndolo en un verdadero súper-depredador prehistórico. Se le puso este nombre en honor al cachalote albino de la novela de Herman Melville, quién en 1851 publicó «Moby Dick».

«Livyatan melvillei» – Ilustración de Christopher Chavez (2018) – khriskath252@hotmail.com

Entre estos gigantes depredadores encontrados en el desierto, encontramos también otro grupo de ballenas fósiles en Ocucaje; aún esperando a más estudios, pero igual de impresionantes que los otros descubrimientos.

Al igual que las anteriores mencionadas en Sacaco, estas ballenas barbadas, según el doctor en paleontología Rodolfo Salas Phd, serían parientes de las actuales ballenas barbadas como la Ballena Azul o las Ballenas Jorobadas, estas últimas recorren las aguas frías del litoral peruano y de la corriente de Humbolt en su migración anual hacia su la Antártida.

Ambos zonas, Ocucaje y Sacaco; están literalmente regadas de fósiles en muy buen estado de conservación y creemos que en un futuro muy cercano, la apuesta por más inversión en estudios en todo el desierto entre Ica y Arequipa; convertirán al Perú en uno de los paraísos paleontológicos del mundo.


Únete a alguno de nuestros grupos de viaje por el desierto del Perú, donde visitaremos estos y otros sitios poco conocidos, apoyando de esa manera su exposición y conservación. Puedes obtener mas información aquí.

No olvides de compartir esta nota con tus amigos, dejarnos un comentario y tu correo electrónico para recibir una notificación cada vez que publiquemos una nueva historia en nuestro blog.

Tampoco te olvides de seguirnos en nuestras redes sociales como Facebook o Instagram y no dudes en preguntarnos cuando y como unirte a un grupo de viaje para explorar las zonas mas desconocidas del Perú y Sudamérica.

Nos vemos en la siguiente aventura.

es_ES
en_US es_ES