Símbolo de la zona andina y montañosa, es también un visitante asiduo de la costa peruana

El vuelo del cóndor en la Reserva Nacional de San Fernando

Si bien es cierto, el Vultur gryphus o cóndor andino es uno de los símbolos más reconocidos de la zona andina; no es un extraño visitante de la zona costera. Acompañanos a conocer un poco de esta historia.

Por ahora, recuerda quedarte en casa, y seguir disfrutando de nuestras historias de viaje y naturaleza. Tambien encuentra aquí en nuestro blog una selección de datos interesantes y consejos para viajar de manera responsable cuando podamos salir a volver a descubrir el mundo.


Hábitat y el corredor biológico

Frecuentemente se habla de la Reserva Nacional de San Fernando como parte de un corredor biológico andino-costero; y esto se debe a que esta área natural protegida por el estado peruano es destino de migración de diversas especies de mamiferos como el zorro andino (Lycalopex culpaeus) y el guanaco (Lama guanicoe).

Esta migración de puede deber a motivos de anidamiento o alimentacion, y se da naturalmente en zonas donde las poblaciones humanas no han generado una interrupcion a esta cadena natural de millones de años. Este es el caso del limite sur de la región Ica en su conexión con Ayacucho; donde animales terrestres y voladores se mueven sin mayor peligro entre los andes y la costa y el mar.

Corredor biológico San Fernando - Pampas Galeras

Extensas áreas de desierto costero y pampas y montañas de mediana altura; donde el destino ha privilegiado la naturaleza salvaje a las poblaciones humanas, es ahora un paraíso para las especies animales que han sobrevivido en este duro ambiente; y las autoridades de conservación y protección ambiental como el SERNANP esta trabajando duro para proteger los ecosistemas, hábitats y animales que aquí viven.

El vuelo del cóndor hacia las playas

Son aproximadamente 100 kilometros de distancia que separa las montañas de más de 3,000 metros de altura de las zonas de playa de San Fernando, y es ésta distancia la que tienen que trasladarse los cóndores desde sus zonas habituales de vida hasta la costa.

A través de la observación científica realizada durante muchos años se ha logrado determinar que el principal objetivo que tienen los cóndores para este traslado es alimentarse de la placenta de los lobos marinos recien nacidos, esto se dá en la temporada de verano; entre Diciembre y Marzo y es esta época la que se se considera la mejor para avistar estos impresionantes animales de más de 3 metros de envergadura (tamaño total con las alas extendidas).

Foto: Rolly Valdivia

Impresionante visión

Sin dudas, avistar en cualquier situacion un cóndor andino es una experiencia emocionante; su tamaño y dominio total de las corrientes aereas para sobrevolar su territorio es excepcional; pero hacerlo en una geografía muy distinta a la creemos es la lógica, desafia nuestro entendimiento de la naturaleza y solo nos hace cuestionar nuestro conocimiento y hace que querramos aprender y entender más sobre sus habitantes y particularidades.

Foto: Arturo Bullard

El cóndor es un símbolo del Perú y de toda la zona andina sudamericana, y debe ser motivo de orgullo para todos nosotros, desde aquí tenemos un compromiso con su conservación y con el turismo y viaje responsable, invitamos al lector a que en éstas nuevas epocas que tenemos al frente, cambiemos nuestra actitud al viajar, llevando nuestro impacto al mínimo sin dejar de disfrutar las maravillosas vistas y experiencias que tiene el Perú.

Nos vemos en la siguiente aventura!


Muy pronto volveremos a viajar y las reservas y áreas naturales protegidas están ahí para ser nuestro siguiente destino.

No olvides de compartir esta nota con tus amigos, y comentarnos si hay tema o historia que quisieras leer en nuestro blog.

es_ES
en_US es_ES