A más de 6 mil metros de altura, la Cordillera Blanca reúne a las montañas más altas del Perú en un paisaje deslumbrante

La Cordillera Blanca y el Huascarán: Paraíso de los campamentos y el trekking

Sigamos cuidando nuestra salud y la de nuestros compatriotas quedándonos en casa y cumpliendo los protocolos sanitarios para evitar la propagación del COVID-19; pero que eso no nos prive de seguir imaginando y decidiendo sobre cual sera nuestro siguiente destino de viaje. Acompáñanos esta vez a Ancash, a conocer uno de nuestros destinos favoritos en el Perú, la Cordillera Blanca y el Parque Nacional Huascarán, patrimonio natural del mundo.

Una noche estrellada en un campamento a la protección de las montañas, en medio de un trekking o una expedición en mountain bike; no hay limites para las aventuras a realizarse aquí.


La Cordillera tropical más alta del mundo

El «Parque Nacional Huascarán» es el área natural protegida que conserva y protege legalmente 340 mil hectáreas de biodiversidad de flora y fauna que viven en los valles, montañas y nevados de lo que conocemos como la «Cordillera Blanca». La montaña madre que le da nombre al parque es el Huascarán o Mataraju, una mole de nieve que se alza hasta los 6,768 metros sobre el nivel del mar; haciéndola la quinta montaña más alta del todo el continente americano. Un dato curioso que fue descubierto en el año 2013 por un grupo científico de Australia y Alemania, es que es el lugar de la superficie de la tierra con menor atracción gravitacional.

Quebrada de Llanganuco y el Nevado Huascarán a la derecha con ambos picos y sus altitudes: Norte (6,655 msnm) y Sur (6,768 msnm)

Es la cadena montañosa ubicada en la zona intertropical con montañas de mayor altitud, ya que tiene 17 picos que sobrepasan los 6 mil metros sobre el nivel del mar. Es también considerada como una Reserva de Biosfera por la ONU desde el año 1977. Un conjunto de 660 glaciares y 300 lagunas de origen glaciar la hacen no solo una reserva hidrobiológica de gran importancia para los valles del Santa, Pativilca y Marañon, sino también un espectáculo para el visitante ocasional.

Trekking, campamentos, escalada en roca y un largo etcétera

En una extensión tan grande de terreno, tantos pisos altitudinales y miles de paisajes distintos; no hay limite a las actividades de aventura que se pueden hacer aquí.

Trekkings como el de Santa Cruz-Llanganuco o la aproximación al Nevado Alpamayo desde la Quebrada Los Cedros, las expediciones en bicicleta cruzando desde el Callejón de Huaylas al Callejón de los Conchucos por la ruta de «Punta Olímpica»; pesca deportiva en la cientos de lagunas que existen, escalada en roca, parapente, rafting en Caraz, etc. Se cuentan 25 rutas de trekking con servicios de campamento, señalética e infraestructura básica para los visitantes, así como más de 100 sitios de escalada en roca dentro del parque.

Campamento de Taullipampa al final de la Quebrada Santa Cruz. Se recomienda descansar aquí la noche, antes de subir hacia «Punta Unión», el punto más alto de la ruta a 4,750 metros sobre el nivel del mar.

Sea cual sea tu deporte de aventura elegido, siempre contrata servicios profesionales y usa el equipo de protección necesario para disfrutar de una experiencia plena en la montaña, solo eso te asegura lograr aprovechar al máximo tu aventura.

Nuestros favoritos

  • Laguna de Parón: Una de las lagunas de colores más increíbles y de vistas literalmente de película. Se puede acceder desde Caraz en un recorrido de 30 kilómetros subiendo la quebrada de Parón. Se puede caminar por el borde de la laguna hasta el final de ella, y algunos mas aventureros deciden pasar la noche acampando al otro extremo de la laguna con unas vistas impresionantes de los nevados y de la noche estrellada.

Laguna de Parón y los nevados que la rodean. Quizás el más famoso es el Pirámide, ya que hay teorías que afirman que sirvió de inspiración para el logo de la productora de películas de Hollywood Paramount. Ciertamente se parecen.

  • Caminata Santa Cruz – Llanganuco: Quizás es la ruta de trekking más conocida de toda la Cordillera Blanca, pero está muy lejos de ser tan recorrida como el Camino Inca en Cusco; no habrá grandes multitudes y ni campamentos llenos de carpas. La ruta clásica es de 3 días de caminata en el poblado de Cashapampa y la localidad de Vaquería con 2 campamentos intermedios, pero puede hacerse hasta en 2 dias para los más aclimatados y acostumbrados a recorrer grandes distancias.
  • Descenso en mountain bike hacia Wilcahuain: Una extraordinaria escapada de aventura muy cerca de la ciudad de Huaraz. Los servicios de turismo local suben en vehiculo hasta el paraje de Cojup y luego es recorre un camino en descenso o downhill de 14 kilómetros hasta el poblado de Wilcahuain y luego un corto recorrido hacia Huaraz. Imperdible.

¡Nos vemos pronto!


No olvides de compartir esta nota con tus amigos, y animarlos a buscar su siguiente destino en el Perú. Coméntanos a donde estás planeando viajar en lo que queda de este año, estaremos felices de ayudarte a planearlo. Dale un vistazo a nuestro blog, donde publicamos recomendaciones de destinos, historias de viaje y ideas de actividades a realizar en todo el Perú; entra aquí.

Nos vemos en la siguiente aventura.

en_US
es_ES en_US